Ir a contenido principal

No hay lugar como el hogar...

Pero, ¿debe alquilar o comprar?

Pasos simples para estar tranquilo

Comprar una casa puede ser emocionante, satisfactorio y estresante. Alcance el sueño y disminuya la preocupación siguiendo estos simples pasos.
  • Asegúrese de estar listo para comprometerse. Quiere establecerse en un área por lo menos durante 3 o 5 años. Siente que su trabajo y/u otras fuentes de ingreso son estables.
  • Revise su historial crediticio. Un puntaje crediticio alto significan mayores opciones de préstamo y tasas de interés más bajas. Revise su informe crediticio en busca de errores que puedan disminuir su calificación. Tenga en cuenta que los errores pueden suceder. Pueden tomar hasta 60 días en ser eliminados de su informe crediticio.
  • Sepa cuánto puede pagar. Evalúe sus gastos generales y su presupuesto general. Determine el monto máximo que realmente puede pagar cada mes para su vivienda.
  • Obtenga una precalificación. Antes de empezar a buscar una vivienda, confirme cuánto dinero puede gastar. Llámenos al 800-822-6761 o visite una sucursal de TD para obtener una carta oficial de preclasificación en base a sus ingresos brutos y los pagos de deudas actuales (por ejemplo, pagos del automóvil, deudas pendientes de tarjetas de crédito, etc.).
  • Busque opciones de financiamiento y programas para compradores de vivienda. Comience visitando nuestro Centro de recursos y aprovechando el kit de comprador inicial. Continúe la búsqueda y aproveche cada programa local y préstamo federal disponible para compradores.3
  • Obtenga ayuda profesional. Un agente de compras ayudará a guiarlo en el proceso de búsqueda y oferta. Un agente o corredor inmobiliario puede ayudarlo en su búsqueda y puede tener acceso a listados exclusivos.
  • Elabore su lista de deseos. Sepa lo que su nueva vivienda debe tener para hacerlo feliz. Sepa qué estaría dispuesto a dejar de lado.
  • ¡Disfrute el proceso! Cada paso lo lleva a su hogar.

Algunos expertos creen que está comenzando una recuperación inmobiliaria. Las tasas de desempleo están disminuyendo y las de interés se mantienen bajas. Ya sea que esté alquilando o tenga su vivienda propia, si sueña con una lugar nuevo, este puede ser un buen momento para considerar si actúa o no.

Las ventajas de ser propietario:

Las desventajas de ser propietario:

Haga lo que es correcto para usted.

Tenga en cuanta su estilo de vida, lo que puede gastar y lo que lo hace feliz. Ya sea que alquila o sea propietario de una cabaña en las montañas, una vivienda estilo cape cod a orillas del mar, una casa en los suburbios o un loft en el centro, si se siente bien, cumple con sus necesidades y se ajusta a su presupuesto, usted está en su hogar.

Teléfono800-822-6761 SucursalPERSONALMENTE
Encuentre un TD Bank cerca de su domicilio

Artículos recientes:

> Cómo capacitar a nuestros niños hoy y en el futuro: el abecé de la administración de dinero


1Los cambios en el mercado de viviendas afectarán el precio de su vivienda, algunas veces en forma negativa. Si solicita un préstamo sobre el capital acumulado de su vivienda, puede terminar debiendo más de lo que vale su vivienda.

2Los propietarios que vivan dentro de desarrollos urbanos planeados, así como condominios y casas de la ciudad pueden necesitar la aprobación de la Compañía Administradora de la Propiedad o de la Junta cooperativa para realizar ciertos cambios.

3Los recursos locales o federales a los que aquí se hacen referencia no son los únicos recursos disponibles.

Los sitios web de TD Bank contienen hipervínculos hacia sitios web de terceros. TD Bank US Holding Company y sus subsidiarias no avalan ni son responsables por el contenido, las recomendaciones, los productos o los servicios disponibles a través de los sitios web de terceros. Los sitios web de terceros pueden tener políticas de privacidad y seguridad diferentes a las de TD Bank US Holding Company. Se recomienda consultar las políticas de privacidad y seguridad de estos sitios antes de revelar información personal o confidencial.

Este artículo se basa en información disponible en mayo de 2012. Solo es para información general. No intenta brindar ningún consejo específico financiero, de inversión, impositivo, legal, de cuentas ni de ningún otro tipo y no se lo debe tomar, o confiar en este, sin el consejo de un asesor profesional. Un asesor profesional le recomendará actuar en base a sus circunstancias personales y a la información más reciente disponible.